En 1970, Marina Abramović y James Franco se plantaron en pelota picada, cara a cara, entre las jambas de una puerta. Dada la estrechez del paso, no había manera de pasar entre ellos sin rozarlos. Una situación incómoda de verdad. Los visitantes de la instalación “Imponderabilia” seguían un patrón de comportamiento semejante al que sentimos al llegar tarde al cine o a un concierto. Pedir

LA CASA DE LA MEMORIA - PUERTAS VELOCES 1557297275 664 LA CASA DE LA MEMORIA - PUERTAS VELOCES

PUERTAS VELOCES - PUERTAS VELOCES

Ver fuente

Categorías: