La digitalización de la Seguridad y Salud como oportunidad después de la crisis del Covid 19 - La digitalización de la Seguridad y Salud como oportunidad después de la crisis del Covid-19
El pasado 1 de diciembre de 2019, se identificó el primer caso de COVID-19 en Wuhan (China). La alta transmisibilidad del virus, ha provocado que en pocas semanas haya cruzado fronteras y haya tocado de lleno en nuestro entorno más inmediato, provocando el estado de alarma nacional.

Para todos es bien sabido, que esta situación ha derivado en un confinamiento general de la población que ha obligado a las organizaciones a afrontarlo. Esto ha generado numerosos retos que se han ido superando en el presente, pero debemos estar alerta para los escenarios futuros de la progresiva vuelta al trabajo, en concreto en el ámbito que afecta al departamento de seguridad y salud.

Muchos de estos casos que enumeraremos a continuación, han sido la realidad cotidiana de muchas empresas y han encontrado en la digitalización un refugio para ayudar a mitigar los obstáculos. Por eso, no siempre se debe ver este periodo como una crisis, sino que también puede ser una oportunidad para convertirse en un departamento SST 2.0.

Retos del presente

Los cambios más significativos que ha supuesto este cambio repentino de las condiciones de trabajo, se pueden agrupar en estos cinco factores:

  • Auge del teletrabajo. Este primero es evidente… Ha cambiado el entorno de trabajo profesional por el entorno de trabajo doméstico. Evidentemente, las condiciones de trabajo de uno y de otro son muy distintas y han obligado a reinventarse en este aspecto. Las soluciones que permiten trabajar en casa o en la oficina indistintamente y sin dependencias de las diferentes herramientas que se usan a diario, han ayudado que el cambio sea menos traumático.
  • Dispersión de los trabajadores. El hecho de no tener al trabajador en la mesa de al lado o en el entorno habitual, ha hecho perder el control global y ha dificultado las tareas del día a día. Con la digitalización estas distancias se reducen y permiten tener una mayor percepción de la realidad.
  • Adaptación de procesos. Para poder continuar con la normalidad, en la medida de lo posible, se ha requerido adaptar procesos. Situaciones muy comunes para un departamento de SST como la evaluación de riesgos o las entregas de EPIs, han hecho aflorar los déficits del presencialismo y la necesidad de optar por soluciones alternativas y que se adapten bien a los cambios bruscos que se puedan dar. Se ha de tener presente que la gestión tradicional es muy estática en contenido, pero la realidad es otra… Vivimos en un entorno cambiante y debemos adaptarnos a él, por lo que tener herramientas que nos ayuden a mimetizarnos con el entorno inmediato es clave.
  • Dificultades de comunicación. Esta es consecuencia directa de los puntos anteriores. La dificultad de mantener la comunicación con el trabajador ha sido evidente, sobre todo en el ámbito de la divulgación informativa, las entregas de documentos o de EPIs. Optar por canales de comunicación alternativos y digitales también han aportado su particular granito de arena en el asunto.
  • Gestión de externos alternativa. No nos olvidemos tampoco de aquellas organizaciones que son parte de los servicios esenciales y no han parado su actividad. Estas, siguen recibiendo externos a sus instalaciones, como por ejemplo, transportistas o personal de mantenimiento. Es necesario reducir la dependencia con el personal de seguridad apoyando tareas en aplicativos informáticos y replantearse la comunicación con el externo a partir de plataformas de actividades empresariales.

Esto es, a grandes rasgos, la foto del presente de las organizaciones. En el siguiente documento, os facilitamos un listado de Tips clave para la digitalización de la Seguridad y Salud que detallan más en profundidad las distintas bondades de la digitalización en cada uno de los factores del cambio citados.

tips smartosh - La digitalización de la Seguridad y Salud como oportunidad después de la crisis del Covid-19
Factores analizados en la guía “Tips clave para la digitalización de la Seguridad y Salud

Los retos de la vuelta al trabajo

Una vez superemos este periodo, son muchos los cambios de las condiciones y los entornos de trabajo que se nos plantean. Pueden haber muchas posibilidades y no está claro del todo cuáles se darán con mayor seguridad pero esto no quiere decir que no tengamos que estar alerta para hacerles frente cuando se nos presenten.

A continuación, se enumeran con un poco más de detalle los distintos escenarios que se nos pueden dar:

  • Mayor presencia del departamento de seguridad y salud en los entornos decisivos de la empresa. Hasta ahora en los medios no se ha visibilizado la tarea del departamento y la importancia que tiene en cada organización. Más allá de la polémica, este departamento ha ayudado a que las consecuencias no sean peores que las actuales gracias a las medidas adoptadas localmente. Esto, ha sensibilizado en mayor medida a la alta dirección para priorizar la seguridad ante la producción, y puede desembocar en una mayor dotación de poder de decisión al departamento SST.

La digitalización juega un papel fundamental para dar presencia al departamento ya que puede ser la puerta a interconectar departamentos en entorno único, siendo el departamento SST el impulsor.

  • Rediseño del entorno de trabajo. El teletrabajo ha venido para quedarse. El desescalado progresivo va a comportar que el teletrabajo siga activo, eso sí, de forma parcial, y cada vez en menor medida. Además, se dará el caso de una reorganización espacial de los entornos de trabajo generalizada que cambie la imagen de las oficinas masificadas por entornos más seguros.

La digitalización será el mayor pilar del éxito y facilitará el hecho que no importe si hoy trabajas desde casa o desde la oficina ya que dispones de los mismos medios sin restricciones. Además, este factor se acentúa con el uso de apps que favorezcan los trabajos en movilidad.

  • Adaptación de procesos. Las empresas van a tener que revisar sus procesos, procedimientos y protocolos. Será imprescindible una correcta gestión del cambio y al aumento de mediciones higiénicas que garanticen la seguridad de las personas. Sin herramientas que coordinen todos los elementos que estén implicados de forma unitaria, este proceso es difícil que llegue al éxito.
  • Replanteo de las relaciones sociales y colectivas. Los gestos y actos más cotidianos cambiarán por completo para evitar el contacto entre personas y las situaciones presencialistas.

No nos olvidemos también, de replantear las relaciones con los externos. El contacto también debe limitarse en este aspecto. Debemos dejar atrás las situaciones que dependen en gran medida del personal de seguridad, como el control de accesos o el registro de visitas. Estos pueden seguirse haciendo, pero optando por soluciones que automaticen y digitalicen el proceso.

En un mundo tan burocratizado como el de la seguridad y salud, el camino nos lleva a eliminar el papel, el contacto y a fomentar herramientas que tenemos tan a mano como el correo electrónico, las firmas digitales y promoviendo la formación online.

  • Recolocación de puestos. Los reconocimientos médicos también sufrirán cambios ya que posiblemente incorporarán pruebas específicas relacionadas con la inmunidad al coronavirus. Esto puede conllevar a la recolocación de personas inmunes a puestos más expuestos a las demás personas frente a las personas más sensibles. También afecta en este escenario la reevaluación de puestos y centros de trabajo o el replanteamiento de entregas de EPIs no comunes hasta ahora como las mascarillas. Esto no hará más que evidenciar lo que anteriormente comentábamos de disponer de herramientas que ayuden a adaptarse a estos entornos cambiantes.

No hay que olvidar que la digitalización, antes de que empezara todo esto, ya había hecho un trabajo previo para responder a las actuales tendencias en SST (gestión de la ISO 45001, aplicaciones LeanSafety o como herramienta de diagnóstico de la cultura preventiva). Esto conlleva que todos estos escenarios que pueden darse deben ser, y de hecho lo son, compatibles con estas soluciones.

En conclusión, quizás en la digitalización de la seguridad y salud está la solución a muchos de los retos y cambios que se nos plantean a partir de hoy mismo, siempre partiendo de la base de buscar la agilidad y la eficiencia.

No te pierdas el Webinar ‘Digitalización en Seguridad y Salud en la crisis del Covid-19’ donde abordamos cómo las organizaciones que han apostado por la digitalización son las que mejor se están adaptando y van a prosperar en el futuro.

Ver fuente