En la casa para uno mismo, el arquitecto tiene su penúltimo pecado y su penitencia.

Por mi parte, y ya puestos a sufrir ese infierno, preferiría la más simple de ellas. Como esa que para sí hizo Marco Zanuso… Porque para hacer una casa, aun la más sencilla, más vale estar bien acompañado. Porque allí uno se enfrenta a dos colosales tareas: la primera averiguar qué es una casa, la

LA CASA DE LA MEMORIA - LA CASA QUE PARA MI QUIERO 1557297275 664 LA CASA DE LA MEMORIA - LA CASA QUE PARA MI QUIERO

LA CASA QUE PARA MI QUIERO - LA CASA QUE PARA MI QUIERO

Ver fuente