Nos conformamos con las paredes. Y sin embargo, ¡son tan poca cosa! 

Las paredes son como los muros, pero no llegan a serlo. Son, de hecho, sus parientes pobres. Su versión low cost. En realidad las paredes no soportan nada, porque han perdido su masa y su capacidad portante. Las paredes solo separan y, la verdad sea dicha, no lo hacen bien del todo. Gracias a la pérdida de materia,

LA CASA DE LA MEMORIA - CONFORMARSE CON LAS PAREDES 1557297275 664 LA CASA DE LA MEMORIA - CONFORMARSE CON LAS PAREDES

CONFORMARSE CON LAS PAREDES - CONFORMARSE CON LAS PAREDES

Ver fuente