Andamos sin prestar mucha atención a lo que nos rodea. Caminamos absortos en nuestros pensamientos o sumidos en nuestro personal rectángulo iluminado, mientras, las cosas y las ciudades apenas reclaman nuestra atención. Quizás deba ser así. Pero hay veces que nos encontramos con esas cosas y nos devuelven, algo así como la mirada. Como un extraño en el autobús, o un animal abandonado. A

LA CASA DE LA MEMORIA - ARTILLERÍA DE BOLSILLO 1557297275 664 LA CASA DE LA MEMORIA - ARTILLERÍA DE BOLSILLO

ARTILLERÍA DE BOLSILLO - ARTILLERÍA DE BOLSILLO

Ver fuente