Amor a distancia y teletrabajo - Amor a distancia y teletrabajo

¿Conoces la receta del matrimonio de anchoa y boquerón? Es un pincho o una tapa que se prepara con anchoa en salmuera y boquerón en vinagre. En realidad, anchoa y boquerón no son dos tipos de pescados diferentes, sino que la diferencia entre ambos se encuentra en la forma de elaboración que se le aplica a uno y a otro. La forma más conocida de trabajar con ambos productos es la que consiste en el tratamiento de salazón que se le aplica al boquerón para convertirlo en anchoa.

Pero también podemos preparar recetas con ambos alimentos: boquerón y anchoa. Una de las recetas más populares es la que se conoce con el nombre de “matrimonio de anchoa y boquerón”, una tapa que se sirve fría.

¿Conocías esta receta? ¿Y la receta del amor a distancia y el teletrabajo?

Dadas las circunstancias, no sé si sabes, que puedes reírte, puedes sentirte bien sin ofender a nadie y sin perder el respeto a la situación que estamos viviendo en la actualidad. Por eso, yo soy partidaria de comenzar con los matrimonios de amor a distancia y teletrabajo, ¿qué mejor remedio?

¿Es complicado? Sí, mucho, pero ese es el reto, intentar estar sanos y estables en la medida de lo posible mientras dure esta situación, que tiene fecha de fin, desconocida, pero la tiene. Solo tenemos que poner en marcha nuestra cabeza, nuestra creatividad y levantarnos todos los días pensando en que el día va a ser un buen día, sin pensar lo que nos espera mañana, o pasado mañana, o el mes que viene. Hablamos de una carrera de fondo basada en el amor hacia nuestra familia y amigos, hacia nuestro perro, gato o gallinas, y también en el trabajo que en la medida de lo posible todos debemos sacar adelante, y que además, es una fuente de entretenimiento.

Es muy obvio, pero no siempre lo hacemos. Tú, si tú, el que está leyendo esto, ¿te levantas todos los días y tienes los mismos hábitos como un día laboral, como si saliésemos a la calle? No hablo de enfundarnos en un traje, pero sí, de marcarnos unos horarios, abrir las ventanas y respirar como si estuviéramos aislados en una casa rural en Picos de Europa, mantener una higiene personal, hábitos en nuestra comida… Incluso siendo más escrupulosos por estar en casa, sería muy bueno hacerlo. Cuanto más organizada esté nuestra casa, nuestro cuerpo, nuestro armario, nuestra habitación, más limpia estará nuestra mente, y mejor alimentadas estarán nuestras emociones. No pasa nada por reír, llorar, preocuparnos, ser disfrutones, sentarnos a comer palomitas, limpiar de manera compulsiva algún día, probar nuevas recetas de comida y no poder comerlas porque… “¿En qué momento se me ocurrió probar hacer brócoli con mejillones gratinados?, ¿en qué momento pensé que mi pareja (sin especificar él o ella para los “ofendiditos”) recogería todos los días las mantas del sofá?”.

El humor es la mejor arma contra el miedo, no se trata de banalizar, sino de sobrevivir de la mejor manera posible. Además, no nos olvidemos que algunos teletrabajamos, eso quiere decir, que la frescura mental es complicada dadas las circunstancias, por tanto, con mayor razón, hay que intentar relativizar y no infoxicarte. ¿No te pasa que miras de manera compulsiva Twitter, Instagram, los periódicos, la televisión? Incluso más que antes de todo esto, que ya tiene delito…

Así, te animo a que sigas el reto #amoradistanciayteletrabajo:

  • Mantente activo física y mentalmente
  • Mantén hábitos y rutinas en cuanto a tu higiene y alimentación
  • Besa y abraza virtualmente a todo aquel o aquella que quieras y te apetezca
  • Prueba cosas nuevas, haz experimentos con o sin niños, a solas o en compañía
  • Lee temáticas nuevas o libros aparcados
  • Ve películas que no forman parte de tu repertorio habitual, o que tengas aparcadas
  • Escucha música diferente o poco habitual
  • Prueba hacer el pino puente sin lesionarte
  • Disfrázate o monta un concierto en casa
  • Date un masaje en los pies, o mejor, que te lo dé hijo o tu hija

En definitiva, échale imaginación, es un buen momento para perder la vergüenza y volver a ser seres sociales y familiares.

Y sobre todo quiérete mucho, si practicas el amor presencial y virtual, el teletrabajo será más liviano, ¿por qué? Porque el soporte social es fundamental en nuestro día a día, es lo que da sentido a nuestras vidas, y, si además va acompañado de humor como fórmula infalible contra el estrés, mejor que mejor.

Ver fuente