La empresa venezolana Alfamaq, entre su amplia experiencia en construcción, también ha dedicado un espacio a realizar obras que beneficien a los sectores populares del país y, en especial, a los lugares donde existe un déficit en materia escolar.

Por ello, para el año 1992 Alfamaq construyó el Polideportivo de Mariches, estado Miranda, el cual contó con una amplia colaboración de recursos humanos y tecnológicos para llevar a cabo esta importante construcción que benefició a miles de niños y niñas del sector.

Según lo reseña la empresa venezolana en su página web, el Polideportivo de Mariches se convirtió en un gran reto desde el principio, porque la obra fue ejecutada sobre terrenos que anteriormente sirvieron como botadero de basura de la ciudad de Caracas durante 60 años.

plideportivo2 - Alfamaq apuesta por la renovación de la educación

El principal desafío de la empresa fue hacer sobre estos terrenos las gradas que acompañaría a los distintos campos deportivos. El para entonces presidente del Concejo Municipal de Mariches, Víctor Gamboa, planteó a nuestro presidente, Alejandro Ceballos, la problemática de que el terreno pudiera o no soportar las gradas debido a los niveles de compactación de la basura.

Este problema también estaba aunado a la alta emanación de gases y líquidos lixiviados, fue entonces cuando Alejandro Ceballos, le respondió: “Presidente, todo es viable, cuando uno en la vida le pone voluntad y el mayor de sus esfuerzos, los objetivos se logran”.

Fue así como pudimos concretar, hace ya 30 años el Polideportivo de Mariches, con gradas para más de 6.000 personas en cada campo deportivo desarrollado en el lugar, además de los estadios, vestuarios, un centro policial, la iluminación y vialidad interna.

Hoy en día este complejo deportivo sigue activo, y aún sirve a Petare, la barriada más grande de Caracas en la que habitan más de 500.000 personas.

Sin duda Alfamaq se ocupa y preocupa de los problemas del país. 

polideportivo3 - Alfamaq apuesta por la renovación de la educación